Decorar un estudio de 30 metros

  • por
Decorar un estudio de 30 metros

Loft de 30 metros cuadrados

Laura Comella «La estancia para mí más especial es la del comedor. Desde una de sillas tienes visibilidad de todo el estudio, cosa que me encanta. Eso supongo que también se debe porque es donde más horas paso al día con esto del teletrabajo, y el lugar en el que estamos cuando tengo invitados», reconoce nuestra lectora.
Laura Comella «Tanto el salón como el dormitorio tienen unas ventanas que recorren el ancho del piso, y permiten la entrada de luz natural. El piso es muy luminoso, no solo por el ventanal, sino por su ubicación. Justo delante no hay edificios, sino una zona ajardinada llena de árboles, cosa que me encanta porque hace que te sientas como si no estuvieras en la gran ciudad que es Barcelona. En las ventanas del salón he puesto unas cortinas blancas de lino (regalo que me trajeron los Reyes Magos) que hacen el espacio más acogedor», especifica nuestra lectora.

como distribuir un estudio pequeño

Marca el mobiliario del salón, donde se combinan la madera con los tonos grises y blancos. La alfombra es la encargada de aportar el color. Sofá-cama de polipiel negro, mod. Studio, y sillas industriales de metal efecto envejecido, mod. Multipl’s, ambos de Maisons du Monde.
En lugar de poner una mesa de comedor que obstaculizase el paso, se optó por una consola, que cuando hay invitados se extiende y tiene capacidad para 8 personas. Es el mod. Infinity C, en DM lacado blanco brillo, de Regaldekor. Cerrada mide 49×99, al. 76 cm, y abierta, 195×99, al. 76 cm.
Está dispuesta en forma de «L» y combina muebles altos y bajos en ambos colores. Para delimitarla, se montó una barra con 2 taburetes, mod. Tulip, de Regaldekor. Perfecta para comer o trabajar en ella.
La cocina de la ventana, renovada con carpintería blanca, permite el paso de abundante claridad. En la barra, taburetes Tulip blancos, con asiento tapizado en polipiel y reposapiés ajustables en altura, de Regaldekor.
En la cocina, se revistió uno de los frentes con azulejos de imitación para conseguir un aire industrial. Para no quitarle protagonismo, el resto se alicató con baldosas blancas de acabado mate, que protegen la pared de salpicaduras.

como distribuir un estudio

Los suelos de parquet, las paredes blancas, los amplios ventanales y los altos techos contribuyen a crear una «falsa» sensación de amplitud.  Y decimos falsa porque los metros, aunque bien distribuidos, son los que son. Junto a la puerta encontramos un perchero muy práctico para almacenar no solo prendas, también accesorios e incluso libros. Y un banco ligero, que puede servirnos a diario para calzarnos, pero también para acomodar a los invitados trasladándolo a la zona de relax.
El dormitorio se ubica junto al ventanal. Dispone de un amplio armario, un espejo de pie y una escalera de madera que sirve para colgar diferentes prendas. Resulta cálido gracias a los textiles, que combinan blancos y tonos tostados, y a las plantas verdes que aportan color.

Decorar un estudio de 30 metros of the moment

¡Pocas cosas hay más inspiradoras que ver las casas de otras personas! Yo me pasaría la vida visitando casas ajenas, observando cómo ellos han solucionado problemas de espacio similares a los míos, qué muebles han escogido para cada estancia, como sacan partido a cada rincón… Y lo mejor es que cuando esas casas están decoradas con Ikea, sé que podré permitirme copiar lo que quiera (a diferencia de lo que ocurre con las imágenes monísimas de las revistas de decoración, por ejemplo).
1.  Creó una zona de relax con un sillón chaise-longue. Uno de los principales problemas de los estudios es que solemos olvidar que en un hogar es fundamental descansar y sentirse a gusto. Simplemente con un sillón cómodo ya introducimos el concepto «sala de estar» en cualquier minicasa.

Decorar un estudio de 30 metros online